Grupo de artesanas San Juan Bautista Valle Nacional

1006 Views 0 Comment
Grupo de artesanas Flor de la Chinantla

Por Claudia Guichard

Grupo de artesanas Flor de la Chinantla
Textiles en telar de cintura, brocados y bordados
Rancho Grande, San Juan Bautista Valle Nacional

La agencia municipal de Rancho Grande, que cuenta con 182 habitantes, pertenece al municipio de San Juan Bautista Valle Nacional, y se ubica en una zona con basta vegetación en la región del Papaloapan, a una hora con veinte minutos de la ciudad de San Juan Bautista Tuxtepec.

_MG_3878

En la región del Papaloapan se tiene presencia de población indígena de las etnias chinanteca, cuicateca y mazateca. En el caso de Rancho Grande, predomina el grupo étnico chinanteco, del cual existen numerosas variantes dialectales. Además, también preservan diversas costumbres y tradiciones.

Una de estas tradiciones es la vestimenta elaborada en telar de cintura (técnica que recibe su nombre por la forma en que la tejedora lo ajusta). Hasta la década de los setenta se podía observar a un gran número de mujeres portándola. Esta vestimenta consistía en un huipil blanco para uso diario; y, otro, de gran colorido, ornamentado con figuras geométricas, para festejos especiales. Mientras que los hombres vestían pantalón y camisa de manta, y los ancianos cubrían la cabeza con el tradicional pañuelo rojo. Este último también confeccionado por las mujeres en telar de cintura.

_MG_3886

Actualmente, en Rancho Grande, un grupo de ocho mujeres, que se ha denominado Flor de la Chinantla, se ha dado a la tarea de rescatar y trabajar el textil de su región, el cual se teje en telar de cintura, mediante la recuperación de los conocimientos heredados de una generación a otra y realizando investigación.

Para la confección del huipil chinanteco se emplean tres lienzos de tela elaborada en telar de cintura con hilo de algodón, cuyos colores predominantes son rojo, café, verde, amarillo, negro y rosa. Cada lienzo tiene un ancho diferente, si bien, el más ancho se utiliza al centro y los dos angostos a los costados.

_MG_3997

Para la realización del lienzo de tela, se emplean 16 utensilios diferentes de madera labrados por los hombres del lugar, los cuales reciben nombres en chinanteco. Algunos de estos utensilios son: machete chico, ma gua taa; machete grande, ma loou; maderas que cargan los hilos, ma quie kiee; y, madera que tiene el hilo, ma duo ngui. Además, se requieren espinas de naranjo o pescado, un canuto de hilo blanco, mecates, mecapal para cargar el telar en la cintura y un mecate para sostener el telar de un árbol o madero.

El conteo en el telar lo realizan de la siguiente manera: cada hilo que pasa por el ma gua taa se contará de un solo lado; cuatro hilos formarán uno; y estos se contarán diez veces para formar un tanto. Este conteo de los hilos resulta extraño en la actualidad, pero se justifica en el hecho de que la población chinanteca sólo sabía contar con los dedos de sus manos.

_MG_3922

Sobre los huipiles, es importante señalar que existen dos tipos de vestimentas: el huipil de diario y el huipil de gala. El huipil de diario está adornado únicamente a la altura de la pechera, de ambos lados. En él se aplican las “cintillas de coralillo” a todo lo largo del huipil, y dejan el resto de la tela sin bordar. Este atuendo, como su nombre lo dice, es usado por las mujeres para realizar sus actividades cotidianas.

El huipil de gala está bordado por completo en la pechera, el centro y los costados; y también lleva las “cintillas de coralillo”. Este huipil debe portarse con el refajo, que es la falda, y se utiliza en las ceremonias especiales: bodas, fiestas del pueblo, y en la recepción de personajes gubernamentales y religiosos, etc.

_MG_3943

En fechas recientes, el grupo Flor de la Chinantla ha incorporado la confección de otras prendas. Como blusas, camisas, ropa para niños y niñas, bolsas, monederos y estolas para sacerdotes, entre otras.

Para la elaboración de los lienzos y de los huipiles, la artesana teje durante cinco o seis meses. Cada prenda es única y hecha completamente a mano. Las artesanas diferencian la calidad y dificultad de las prendas dependiendo del trabajo de brocado o bordado que estas lleven

_MG_3910

En la actualidad, desafortunadamente, es difícil determinar el significado exacto de los diseños y del colorido de los huipiles antiguos de esta zona chinanteca. Pero no cabe duda de que las figuras representaban la cultura del pueblo chinanteco y el respeto hacia la naturaleza. En las prendas que se han preservado, es posible identificar, entre otros, la representación de plantas de tabaco y de café; de 27 variedades de árboles que representan la vida y el matrimonio; de escarabajos; de la primavera; del maíz; de la cosecha; y del compromiso. Mientras que las figuras geométricas, especialmente los triángulos y las grecas, representan para las artesanas el centro del mundo.

 

0 Comentarios

Deja un comentario